GALERIA. PETROPICTOS..NOTICIAS. DRAGONES. EVENTOS.....LIBROS. POSTERS. COMPRAR. CIRUELO. EMAIL. ENGLISH




EL HUEVO ALQUÍMICO
Alejandro Jodorowsky y Ciruelo

En 2004, el famoso escritor A. Jodorowsky insistió a Ciruelo para hacer un comic juntos. Al principio Ciruelo rechazó la oferta debido a que era un campo que él no dominaba. Pero al final decidió aceptar debido a la gran admiración que siempre había sentido por Jodorowsky en sus diferentes facetas artísticas: guionista de comics, dirección de cine, escritor de literatura esotérica y psicomagia, etc.
Entonces Jodorowsky escribió una historia basada en los dragones de Ciruelo. Para ello seleccionó una serie de ilustraciones ya hechas que luego Ciruelo manipuló digitalmente para componer las diez páginas.
La historia fue publicada en un libro llamado ASTEROIDE HURLANT, por Humanoids, en Francia en 2006.

Los dragones blancos, sabios, benéficos, celestiales
como yo, no nacen. Se hacen.
Antes fui un dragón negro, terrestre, egoísta, dañino... asolaba el reino exigiendo a cada luna llena una mujer virgen para devorarla.
Esta vez, el astrólogo mago vio en su bola de cristal el rostro de la princesa Arnela: ella debía ser la próxima víctima.
Pero la princesa no era una víctima sino una poderosa guerrera.
–Arnela, novia mía, yo iré en tu lugar... mi vida te pertenece.
–No, Gundar, iré yo. El dragón me ha dado una cita. No debo eludirla.
El rey Arnolfo le dio su espada sabia La Cantadora, y la capa mágica que había conquistado en el reino de los Elfos.
–Confío en tí, hija mía. Vencerás al dragón pero como es inmortal en lugar de matarlo deberás transformarlo.
–Así lo haré padre.
–Debo descender a los abismos para recobrar los tesoros de la vida.
Después de atravesar el Bosque Oscuro, donde no hay senderos, la doncella venció al magnético mar de plomo usando su capa mágica como vela.
No la detuvo la podredumbre del pantano de los muertos...
Al llegar al castillo de Chakralto, donde ya solo habitaban las llamas, la bola de cristal del astrólogo mago le indicó el lugar donde se escondía su feroz enemigo. Pero el fuego de la bestia no pudo quemar la capa mágica... Ella atacó sin temor al dragón... y lo venció. Al ver al dragón vencido y agonizante, la princesa fue embargada por una inmensa compasión...
–Mi sangre se une a tí, oh princesa. Yo soy la fuente que siempre has buscado. Entra en mi herida...
–He comprendido: la separación aparente es ilusoria.
Y al entrar en la herida el alma de la princesa se unió al espíritu del dragón...
–Yo soy tú...
–Tú eres yo...
Como un torrente de vida, la sangre de la bestia fue transformando el alma de la virgen.
El milagro de la metamorfosis hizo temblar el cielo. Entonces, un pavoroso dragón rojo amenazó el reino exigiendo la muerte del rey...
Gundar sabía que esa terrible bestia era su princesa transformada, pero para salvar la vida del monarca decidió combatirla.
–¡El deber es más importante que el amor!
El terrible animal, que aún recordaba que había sido Arnela, paralizado por el amor no pudo defenderse.
Con toda facilidad Gundar lo envolvió en una irrompible red... Y conteniendo la dolorosa piedad que lo embargaba hundió su espada en el corazón de la bestia. El herido corazón, convertido en mujer de oro, surgió lanzando un aullido de placer.
Y frente al maravillado Gundar, una princesa luminosa se desprendió de la violenta sombra roja que la encerraba.
Gundar iba feliz. Al llegar a la ciudad real Arnolfo lo premiaría concediéndole la mano de su divina hija.
Pero de pronto se sintió estallar. Se dio cuenta que junto a él no iba nadie. Al herir al dragón rojo, Arnela había entrado en su alma... él y ella eran uno... un sagrado andrógino que muy pronto se convertiría en mí: un celeste dragón blanco.
Y así fue: Gundar y Arnela, unidos para siempre, produjeron mi inmortal cuerpo.
Di a luz un huevo-diamante... del cual surgió, feroz, majestuoso, nuestro hijo, un nuevo dragón negro.

Alejandro Jodorowsky y Ciruelo. San Diego Comic Con, USA, Julio, 2003.

Prólogo escrito por Jodorowsky para un libro de Ciruelo
Copyright Ciruelo